¿GASTO?, NO… ¡INVERSIÓN EN TECNOLOGÍA!

Publicado: 2011/03/03 en Comunicación corporativa, Comunicación interna
Etiquetas:, , , , , ,

SOFTWARE/IMPERATIVO ESTRATÉGICO
¿GASTO?, NO… ¡INVERSIÓN EN TECNOLOGÍA!

Es habitual, aunque poco frecuente, el caso del directivo que considera la compra de software para sistematización de procesos como un lujo, una compra innecesaria o un derroche del cual no obtendrá ningún tipo de retorno. Es necesario entender que, a estas alturas, la adquisición de tecnología no es un gasto sino una inversión, luego retribuida por diversas mejoras: productividad, eficiencia, reducción de costos e incremento de ingresos.

En algunas regiones de nuestro país aún no se percibe la conciencia de innovación tecnológica como herramienta fundamental de competitividad y modernización. Existen también quienes al realizar la compra de una aplicación, esperan que esta, haga por ellos todo el trabajo, aún sin intervención humana o quienes, posterior a la adquisición, no realizan inversión alguna en actualización y mantenimiento pues consideran que tal como la adquirieron, les debe servir eternamente.

Ante esto, primero debemos establecer un precedente: el software, por sí solo, no proporcionará a la empresa las ventajas funcionales o competitivas que espera obtener, si no está acompañado de un proceso comprometido de implementación, uso adecuado, actualización continua e inversión juiciosa en mantenimiento y capacitación de sus usuarios.

Una vez entendido esto, se puede acceder a razones más objetivas para una correcta evaluación y posterior adquisición de aplicaciones. Las directivas de las empresas deben ser conscientes de los inmensos beneficios a los cuales se accede con la implementación de tecnología; deben tener claro que sin su uso y adecuada explotación, la empresa puede quedar rezagada respecto a sus competidores y hundirse en un atraso luego difícil de reversar.

Lo esperado por una empresa cuando adquiere un software es, obtener con este, información actualizada, precisa e inmediata. Además, buscan facilidad de adaptación de sus procesos al contexto y a las normativas vigentes. Desean también facilidad al administrar, utilizar, compartir y proteger la información, que en últimas, se convierte en uno de sus activos más valiosos. Por último y no menos importante, esperan que cada peso invertido se convierta en ventajas representativas: eficiencia, rentabilidad y alcance de metas y objetivos.

De otro lado, el factor organizacional es una de las claves de éxito a la hora de obtener tan anhelados beneficios. La asignación de recursos de inversión para este fin, la capacitación o consecución de los perfiles adecuados, y ante todo, la decisión de usar con la mejor y correcta disposición sus nuevas herramientas, se establecen como requisitos esenciales a la hora de trabajar en la búsqueda de un retorno de inversión tangible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s